4 de setiembre de 2011 - Eleazar Martínez  1a Pedro 4:12-19: Queridos hermanos, no os extrañéis del fuego de la prueba que estáis soportando, como si fuera algo  insólito. Al contrario, alegraos de tener parte en los sufrimientos de Cristo, para que también sea inmensa vuestra alegría  cuando se revele la gloria de Cristo. Dichosos vosotros, si os insultan por causa del nombre de Cristo, porque el glorioso  Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Que ninguno tenga que sufrir por asesino, ladrón o delincuente, ni siquiera por  entrometido. Pero si alguien sufre por ser cristiano, que no se avergüence, sino que alabe a Dios por llevar el nombre de  cristo. Porque es tiempo de que el juicio comience por la familia de Dios; y si comienza por nosotros, ¡cuál no será el fin de  los que se rebelan contra el evangelio de Dios! “Si el justo a duras penas se salva, ¿qué será del impío y del pecador?” Así  pues, los que sufrís según la voluntad de Dios, entregaos a vuestro fiel Creador y seguid practicando el bien   Descargar
7 de agosto de 2011 - Eleazar Martínez - La familia  Mateo 1:19-20:  Como José, su esposo, era un hombre justo y no quería exponerla a vergüenza pública, resolvió  divorciarse de ella en secreto.   Però cuando él estaba considerando hacer-lo, se le apareció en sueños un ángel del Señor y le dijo: “José, hijo de David, no  temas recibir a María por esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo.  Descargar
8 de mayo de 2011 - Victoria Martínez  Santiago 1:3-4: Pues ya sabéis que la prueba de vuestra fe produce constancia. Y la constancia debe llevar a feliz término  la obra, pra que seáis perfectos e íntegros, sin que os falte nada.  Descargar
Retiro 2012 sábado mañana - Will Graham  Éxodo 33:   Y él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso.  Y Moisés respondió: Si tu presencia no ha de ir conmigo, no nos saques de aquí. ¿Y en qué se conocerá aquí que he  hallado gracia en tus ojos, yo y tu pueblo, sino en que tú andes con nosotros, y que yo y tu pueblo seamos apartados de  todos los pueblos que están sobre la faz de la tierra?  Descargar
Retiro 2012 sábado tarde - Will Graham  Salmo 63: Dios, Dios mío eres tú; de madrugada te buscaré; mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela, en tierra seca y árida donde  no hay aguas, Para ver tu poder y tu gloria, así como te he mirado en el santuario. Porque mejor es tu misericordia que la  vida; mis labios te alabarán. Así te bendeciré en mi vida; en tu nombre alzaré mis manos. Como de meollo y de grosura  será saciada mi alma, y con labios de júbilo te alabará mi boca, Cuando me acuerde de ti en mi lecho, cuando medite en ti  en las vigilias de la noche. Porque has sido mi socorro, y así en la sombra de tus alas me regocijaré. Está mi alma apegada  a ti; tu diestra me ha sostenido. Pero los que para destrucción buscaron mi alma caerán en los sitios bajos de la tierra. Los  destruirán a filo de espada; serán porción de los chacales. Pero el rey se alegrará en Dios; será alabado cualquiera que  jura por él;porque la boca de los que hablan mentira será cerrada.  Descargar
Retiro 2012 domingo - Will Graham  Job 41:1-11: ¿Sacarás tú al leviatán con anzuelo, o con cuerda que le eches en su lengua? ¿Pondrás tú soga en sus narices, y horadarás  con garfio su quijada? ¿Multiplicará él ruegos para contigo? ¿Te hablará él lisonjas? ¿Hará pacto contigo para que lo tomes  por siervo perpetuo? ¿Jugarás con él como con pájaro, o lo atarás para tus niñas? ¿Harán de él banquete los compañeros?  ¿Lo repartirán entre los mercaderes? ¿Cortarás tú con cuchillo su piel, o con arpón de pescadores su cabeza? Pon tu mano  sobre él; te acordarás de la batalla, y nunca más volverás. He aquí que la esperanza acerca de él será burlada, porque aun  a su sola vista se desmayarán. Nadie hay tan osado que lo despierte; ¿Quién, pues, podrá estar delante de mí? ¿Quién me  ha dado a mí primero, para que yo restituya? Todo lo que hay debajo del cielo es mío.  Descargar
6 de abril de 2012, viernes Santo - Eleazar Martínez  Juan 19:17-27 - Jesús se ocupa de su madre   Jesús salió cargando su propia cruz hacia el lugar de la Calavera (que en arameo se llama Gólgota).Allí lo crucificaron, y  con él a otros dos, uno a cada lado y Jesús en medio.  Pilato mandó que se pusiera sobre la cruz un letrero en el que estuviera escrito: «"Jesús de Nazaret, Rey de los judíos".»  Muchos de los judíos lo leyeron, porque el sitio en que crucificaron a Jesús estaba cerca de la ciudad. El letrero estaba  escrito en arameo, latín y griego.    —No escribas "Rey de los judíos" —protestaron ante Pilato los jefes de los sacerdotes judíos—. Era él quien decía ser rey  de los judíos.    —Lo que he escrito, escrito queda —les contestó Pilato.   Cuando los soldados crucificaron a Jesús, tomaron su manto y lo partieron en cuatro partes, una para cada uno de ellos.  Tomaron también la túnica, la cual no tenía costura, sino que era de una sola pieza, tejida de arriba abajo.    —No la dividamos —se dijeron unos a otros—. Echemos suertes para ver a quién le toca.     Y así lo hicieron los soldados. Esto sucedió para que se cumpliera la Escritura que dice:         «Se repartieron entre ellos mi manto,         y sobre mi ropa echaron suertes.»  Junto a la cruz de Jesús estaban su madre, la hermana de su madre, María la esposa de Cleofas, y María Magdalena.26  Cuando Jesús vio a su madre, y a su lado al discípulo a quien él amaba, dijo a su madre:     —Mujer, ahí tienes a tu hijo.   Luego dijo al discípulo:     —Ahí tienes a tu madre.     Y desde aquel momento ese discípulo la recibió en su casa.   Descargar
8 de abril de 2012, domingo de Resurrección - Eleazar Martínez  Lucas 24:1-12 - El propósito de Jesús tras la Resurrección   El primer día de la semana, muy de mañana, las mujeres fueron al sepulcro, llevando las especias aromáticas que habían  preparado. Encontraron que había sido quitada la piedra que cubría el sepulcro y, al entrar, no hallaron el cuerpo del Señor  Jesús. Mientras se preguntaban qué habría pasado, se les presentaron dos hombres con ropas resplandecientes.  Asustadas, se postraron sobre su rostro, pero ellos les dijeron:     —¿Por qué buscan ustedes entre los muertos al que vive? No está aquí; ¡ha resucitado! Recuerden lo que les dijo cuando  todavía estaba con ustedes en Galilea: "El Hijo del hombre tiene que ser entregado en manos de hombres *pecadores, y  ser crucificado, pero al tercer día resucitará."   Entonces ellas se acordaron de las palabras de Jesús. Al regresar del sepulcro, les contaron todas estas cosas a los once y  a todos los demás. Las mujeres eran María Magdalena, Juana, María la madre de *Jacobo, y las demás que las  acompañaban. Pero a los discípulos el relato les pareció una tontería, así que no les creyeron. Pedro, sin embargo, salió  corriendo al sepulcro. Se asomó y vio sólo las vendas de lino. Luego volvió a su casa, extrañado de lo que había sucedido.   Descargar
Predicaciones
Predicaciones retiro 2014 - Jose Luis Navajo  Viernes tarde  - Descargar  Sábado mañana - Descargar  Sábado tarde - Descargar  Domingo mañana - Descargar 
Inicio Acerca de nosotros Ministerios Actividades Noticias Multimedia Contacto Links Multimedia